lunes, 11 de junio de 2007

El regreso


Hola. Cómo pasa el tiempo. Hace casi dos meses que mi ordenador entró en coma y ni siquiera me dio opción de dejaros un aviso, como hubiera sido lo correcto. Lo siento. ¡Pero yo sigo vivo (creo)! Después de varios e infructuosos intentos de reparación, mi ordenador se encuentra ahora en fase de "prueba": le acaban de instalar un nuevo disco duro provisional para ver cómo reacciona; así que, sin más dilación (no dispongo de mucho tiempo últimamente), aprovecho su momentáneo despertar para reanudar este camino e inaugurar, bajo la etiqueta de Las islas pensativas, una nueva sección de aforismos que espero tenga, poco a poco, la oportunidad de ir incrementándose. ¡Hasta pronto (espero)!

Las islas pensativas I:
Cuántas veces...



Cuántas veces, con nuestros excesos, lo único que pretendemos es tapar nuestras carencias.

Cuántas veces el buen gusto no es más que un síntoma de intolerancia.

Cuántas veces se quejan de lo mediocre quienes están por debajo de la media.

3 comentarios:

Osselin dijo...

Bienhallado Sebastian! Ya tenía ganas de ver tus nuevas ideas.
Un saludo afectuoso y buen solecico por Alicante.
Un abrazo.

Azul caleidoscopio dijo...

Sabastian, bienvenido! Me encantan tus aforismos que son afirmaciones vestidas de preguntas. Se te extranho. Un beso.

Sebastián dijo...

Bienhallados y siempre bienvenidos vosotros, Osselin y Azul. Es un placer compartir con vosotros este camino aéreo. ¡Volvemos a volar!