miércoles, 24 de octubre de 2007

Las islas pensativas VI: La Verdad

La verité, de Jules Joseph Lefebvre




Sólo la verdad es libre; sólo la verdad nos hace libres. Una verdad oculta, ¿es menos verdad, es menos libre?



A mucha gente le dices la verdad y le suena raro.



Tal vez la verdad no sea más que esa mentira que a cada cual nos interesa.



A lo mejor, la verdad está ahí para ser ignorada.



Hay que ser mentiroso con las dudas.



¿Quién corrige los exámenes de conciencia?



¿Qué es verdad de cuanto hemos aprendido?



Sólo lo que deseamos es verdad.



Hay una verdad para cada hombre; hay un estilo para cada verdad.



Todo es lo mismo, confirmación de lo mismo.



Ríete del misterio. No ves nada porque no hay nada. La no-respuesta a la no-pregunta.



Hay algo en nosotros que nos es impenetrable; por eso precisamos de los otros, del juicio de los otros; ser un descubrimiento para otros.



Las semejanzas, ¿engañan?



Por muy próximas que estén, dos islas no piensan nunca lo mismo.



Suelo ponerme en el lugar de aquellos que no pueden ponerse en mi lugar.



A veces nos equivocamos al creer que estamos equivocados.



Cometer un error tiene su precio. El precio de un error es corregirlo. Sólo una mano limpia puede hacerlo.



Los buenos consejos, los buenos de verdad, acuden a la mente cuando más los necesitamos.



Hay pensamientos que, como agujas hipodérmicas, también pinchan en hueso.



Tanto o más que lo que se quiere o no se quiere decir, me interesa lo que se dice o no se dice sin querer.



Estoy ahí, en esas miradas mías que ni yo mismo capto.



Carnaval... ¡Si el mundo fuera siempre así...! La naturalidad con que se comporta en su disfraz... Cuando hacer mentira es hacer verdad.



La luz no tiene dueño.



Todo tiene luz propia.





4 comentarios:

Osselin dijo...

La verdad es lo constatable¿ Por quién?

Tu verdad soy yo...por el momento (de compañero a compañera)

Mi verdad no eres tú...por el momento.
(de compañera a compañero)

Tan verdad como mi existencia...¿O no?

La verdad es aquello que nadie puede negar...en el detector de mentiras.

La verdad se aprehende a través de los sentidos o se presiente en un escalofrío.

La verdad es la certeza de lo inevitable en última instancia.

La verdad no esta dicha aquí, pero aquí habita.

Un abrazo, compañero.

La verdad no se refleja en el espejo pero se ve en el fondo de los pozos en los días nublados.

El Secretario dijo...

Hola Sebastián.

La verdad, es que se dice: "Tu verdad no es mi verdad".

Es verdad, cada uno tiene su verdad, aunque no necesariamente sea la verdadera.

Verdaderamente, esto no es verificable. Pero sí puede que sea verídico...

Abrazo verdadero.

Azul Caleidoscopio dijo...

Reirse del misterio sin renunciar a la busqueda, valorar a la duda, encontrarnos en el vacio, y seguir deseando, que hay belleza infinita e imperdible. Un beso.

Ontokita dijo...

la verdad es una senora que se pasea muy contenta sabiendose a tientas relativa, otras clara e inigualable, otras relativa y muy excusa.