lunes, 12 de noviembre de 2007

El otoño de los perros


Portada © Ángel Gómez Espada

No sabéis cómo siento no poder pasearme (o volar) últimamente a mis anchas por este camino y acudir con más frecuencia a visitaros, pero es que, además de las obligaciones y labores cotidianas, en casa estamos de reformas y llevamos más de dos semanas sin parar. Todo ha mudado de sitio (nosotros los primeros; parecemos okupas), como si de repente la casa hubiera despertado de un letargo de años y regresado a la vida. ¡Pero qué manera de desperezarse! Paredes derruidas, montones de escombros, muros perforados, densas nubes de polvo, un olor penetrante a cemento y a yeso..., y una banda sonora en clave de free-jazz a cargo de martillos, cinceles, espátulas, sierras y taladradoras que no se la salta Archie Shepp. Pero no quiero dejar pasar más tiempo sin compartir con vosotros el último número de El Coloquio de los Perros, que viene cargado de excelentes contenidos. En estos tiempos de inercia, vértigo y desasosiego, la labor de Ángel Gómez Espada y Juan de Dios García me parece impagable. Magnífica la Canumfora, con poemas de la cartagenera María Teresa Cervantes, el murciano José Antonio Martínez Muñoz, el oriolano José Daniel Espejo y las almerienses Ana Tapia y Begoña Callejón, por poner sólo unos ejemplos. Interesantísimas las entrevistas a Andrés Neuman (con un micro-relato inédito de propina), Diana Washintong, Natalia Dicenta, Julio Bustamante, Ángel Pestime, Max Sunyer y al dibujante de cómic Benito Gallego. Y me han gustado mucho Don Mariano, taxidermista, un poema de José María Álvarez ilustrado genialmente por Santiago Girón, y la sección La Española Inglesa, con traducciones de poemas de Lamiae El Amrani, Boris Vian, Robert Desnos y Sophia de Mello, entre otros. También México, como veréis, ocupa un lugar muy destacado en este número 18. Disfrutadlo. Dentro de unos días volveré con más calma.

9 comentarios:

Osselin dijo...

Te va a contratar la Marvel Comics Group como el "Hombre de cemento" un auténtico mutante debido al rayo gamma "pepegoterusotilius".
Saludos.

Goathemala dijo...

Gracias por el regalo. Volveré al enlace para leer con un te cerca.

Esta falta de tiempo también la padezco, es propia de estos alocados tiempos. Hay que tomarlo con resignación y calma.

--
Saludos.

El Secretario dijo...

Hola Sebastián.

Max Sunyer, el músico de Iceberg...
¡Cuánto tiempo sin saber nada de él!
Tengo casi todos los discos de aquel extraordinario grupo, creo que sólo me falta el último. En vinilo, claro.

Además los vi una vez en directo en primerísima fila. Alucinante.
Qué extraordinarios instrumentistas...

No he mirado bien, pero no sé si la revista se puede descargar completa. Luego volveré a probar.

Ah, y paciencia con los albañiles. No hay otro remedio. O aprender a hacer sus cosas, jaja.

Abrazo instrumental.

P.S.: Gracias por la visita y los comentarios.

Sebastián dijo...

Osselin: tienes razón, aunque también podría ficharme "El Bombero Torero" para sustituir a "Don Tancredo".

Goathemala: cuando veas a alguien hablando solo por la calle es más que probable que se deba a que está de obras en su casa. Me alegro de que te gusten el coloquio y el te; se nota que eres una persona sana.

Secretario: "Tutankkamon", "Coses nostres", "Sentiments"... A mediados de los setenta compartí escenario en varias ocasiones con Iceberg, en aquellos psicodélicos maratones de 24 horas que solían celebrarse en las plazas de toros. ¡Qué grupazo! ¡Qué técnica! A mí me ponían los pelos de punta. Estaban a años luz de mí, y eso que somos prácticamente de la misma generación. Max Sunyer viene a Murcia con frecuencia, y ha tocado con algunos músicos de por aquí. Por otra parte, no sé si "El Coloquio de los perros" puede descargarse, pero puedes verla al completo y guardar o copiar lo que más te interese. Y sí, verdaderamente de los albañiles se aprende mucho; más que de muchos catedráticos de universidad. Son depositarios de un saber y un conocimiento milenarios.

Azul Caleidoscopio dijo...

Que bueno desperezarse! Renovar, limpiar, sacudirse el polvo, espero que disfrutes el proceso, y gracias por esta revista que por ti disfruto desde hace un tiempo. Me encanta esa foto de la portada. Un beso.

Lucía dijo...

Te compadezco, no me gustan las reformas en casa, aún tengo pesadillas con la última. Mucho ánimo.
Un abrazo.

Lucía dijo...

Sebastián, creo que tengo un problema técnico con Sopa de Hielo, no consigo ver las actualizaciones. En el google reader me aparece tu último post sobre Pat Metheny pero en el blog no, ¿sabes por qué puede ser?
Un abrazo.

Sebastián dijo...

Azul: la verdad es que a la casa le hacía falta un buen meneo. Ya estamos terminando. Y sí, he disfrutado del proceso con la misma intensidad con que lo he padecido; pero el resultado ha sido, a fin de cuentas, altamente positivo.

Lucía: gracias por el ánimo. Las reformas remueven también nuestras más recónditas estructuras moleculares y hay que llevar mucho cuidado. Respecto al post sobre Pat Metheny, en efecto, lo publiqué momentáneamente el martes o el miércoles pasado, pero no quedó ajustado a mi entera satisfacción y, como tenía que viajar a Madrid, lo volví a guardar como borrador. Hoy lo he vuelto a editar.

Osselin dijo...

Sebastiaaaaaaaaaaaaaaaan!
Manifiesssssssstate!
Saludos.