jueves, 23 de abril de 2009

García Montalvo, al aire libre



Hoy, 23 de abril, es el Día del Libro. Ahí es nada. Pero en Murcia es, sobre todo, el Día de Pedro García Montalvo, el escritor a quien este año el Museo Ramón Gaya (que es como decir la capital de la pintura y de las letras de nuestra ciudad) rinde su particular homenaje anual. Acabo de darme cuenta de que la farola de la foto de arriba está etiquetada con el número 23..., ¡qué coincidencia!

El caso es que dentro de unas horas participaré, junto a otras muchas personas, en la lectura ininterrumpida de gran parte de la obra de García Montalvo a las puertas del museo, en nuestra emblemática Plaza de Santa Catalina, cuyas farolas brillan desde hace días más que nunca acompañadas por la imagen del insigne escritor murciano. De hecho, el viernes pasado por la mañana me acerqué para hacer un reportaje, del que os dejo una muestra.











El título de esta entrada, García Montalvo, al aire libre, es en realidad el título de un artículo que escribí cuando salió a la luz El aire libre (Colección La Veleta, Editorial Comares, 2002), una recopilación de artículos y semblanzas que me deslumbró de principio a fin. El artículo lo redacté el 16 de marzo de 2003, pero no apareció publicado en el diario La Opinión hasta casi tres meses después (el viernes, 6 de junio). Aquí lo dejo también, por si a alguien le interesa.

En fin, ¡viva Pedro García Montalvo y feliz y próspero Día del Libro!

1 comentario:

virginova dijo...

Vayaaa!!! qué agradable encontrarme con Pedro por tu blog. Estoy enterada de su merecidisimo homenaje, aunque no voy a poder ir. Siempre guardo un grato recuerdo de aquellos días en que me sentaba con él y con Eloy, en el café del arco, de tertulia literaria y no literaria; o me los encontraba sentados al borde del expositor de la librería, siempre con una sonrisa... Entonces estaba estudiando filología hispánica. Los aprecio muchísimo a los dos. De Pedro destaco, no sólo su faceta de escritor, sino su luz como persona. Un abrazo para él desde aquí
Me ha gustado mucho tu artículo: está hecho con sensibilidad, sabiduría y la llama de la amistad.
y las fotos no tienen desperdicio...

abrazos varios