lunes, 27 de abril de 2009

Retoques de prensa [Política]



Desde que comencé a escribir y en diferentes etapas de mi vida he sentido ocasionalmente el impulso de jugar o experimentar mezclando y modificando titulares de prensa que en un momento dado llamaron mi atención, creando a partir de ellos nuevos e insólitos titulares que de otro modo nunca habrían existido y que no por ficticios resultaban menos ajustados a una determinada realidad. Cierto es que, dependiendo de los asuntos de que trataban, unos retoques me salieron más poéticos que otros; pero creo que en todos o casi todos quedó reflejada una curiosa simbiosis entre la sintaxis estrictamente periodística y el lenguaje puramente creativo. Como digo, he tenido varias rachas en que he ejercitado este, digamos, subgénero literario. Una de las más prolíficas tuvo lugar en agosto de 1995, período al que pertenecen los cuatro retoques de tema político que muestro a continuación. Con ellos queda inaugurada esta nueva sección, que iré ampliando en días sucesivos. Sólo os pido que tengáis en cuenta la situación social y el contexto histórico en que fueron creados; aunque lo cierto es que muchos de ellos siguen siendo hoy de una rabiosa actualidad (como suele decirse en términos periodísticos). Por lo demás, sacándolos a la luz espero sobre todo contar con vuestra complicidad y haceros pasar más de un buen rato.








jueves, 23 de abril de 2009

García Montalvo, al aire libre



Hoy, 23 de abril, es el Día del Libro. Ahí es nada. Pero en Murcia es, sobre todo, el Día de Pedro García Montalvo, el escritor a quien este año el Museo Ramón Gaya (que es como decir la capital de la pintura y de las letras de nuestra ciudad) rinde su particular homenaje anual. Acabo de darme cuenta de que la farola de la foto de arriba está etiquetada con el número 23..., ¡qué coincidencia!

El caso es que dentro de unas horas participaré, junto a otras muchas personas, en la lectura ininterrumpida de gran parte de la obra de García Montalvo a las puertas del museo, en nuestra emblemática Plaza de Santa Catalina, cuyas farolas brillan desde hace días más que nunca acompañadas por la imagen del insigne escritor murciano. De hecho, el viernes pasado por la mañana me acerqué para hacer un reportaje, del que os dejo una muestra.











El título de esta entrada, García Montalvo, al aire libre, es en realidad el título de un artículo que escribí cuando salió a la luz El aire libre (Colección La Veleta, Editorial Comares, 2002), una recopilación de artículos y semblanzas que me deslumbró de principio a fin. El artículo lo redacté el 16 de marzo de 2003, pero no apareció publicado en el diario La Opinión hasta casi tres meses después (el viernes, 6 de junio). Aquí lo dejo también, por si a alguien le interesa.

En fin, ¡viva Pedro García Montalvo y feliz y próspero Día del Libro!

sábado, 18 de abril de 2009

Desórdenes de carpeta: Viñeta reinventada



En 1999, cuando salió a la luz El jardín errante, aproveché esta viñeta de Ricardo & Nacho, que casualmente apareció por esas fechas, para cambiarle descaradamente el texto del bocadillo y adjuntarla en los sobres con los ejemplares que envié a unos cuantos amigos. Acabo de encontrarla en una carpeta que estaba... ¡dentro de otra carpeta! No recuerdo qué decía el texto original. La viñeta formaba parte de una historieta a toda página en el Magazine del diario El Mundo. No sé si la guardé, pero quién sabe... Puede que un día de estos dé con ella.

lunes, 13 de abril de 2009

Desórdenes de carpeta: El futuro callado



Hoy quiero inaugurar una nueva sección, y para ello he rescatado un viejo título anotado en uno de mis cuadernos: Desórdenes de carpeta. A lo largo de los últimos treinta años he venido acumulando un sinfín de carpetas cuyos contenidos escapan ya a mi control. Si un día me empeño en buscar en ellas algo concreto, encuentro antes cien mil cosas con las que acabo siempre enredándome, pues me transportan a otras tantas situaciones igualmente concretas de mi vida. Todas esas carpetas conforman una inmensa baraja. Casi diría un Tarot. Cada vez que las abro, cambio su orden, es decir, su desorden. Sí. Lo admito. Soy carne de síndrome de Diógenes. Así que he decidido sacar de vez en cuando a la luz algo de lo que contienen. Quizá sea una buena medida terapéutica. Y aunque, tratándose de lo que se trata, la calidad no esté garantizada, lo que sí garantizo es variedad.

Para empezar, ahí va un duro poema inédito, fechado el 6 de julio de 1993, con el que he topado esta noche:


EL FUTURO CALLADO

Cuando duele la cara de mentir con codicia
nacen gestos posesos de rencor y fracaso.
Un rotundo portazo no devuelve el prestigio.

Las ofensas letales que filtrasteis a oscuras
han abierto las llagas que os concomen por dentro.
Son el premio propicio que el error merecía.

Fomentando los vicios esparcisteis la culpa;
pero no conseguisteis desplazar de su ruta
el futuro callado que os convierte en despojos.