jueves, 22 de mayo de 2008

Primera reseña

Hola, amigos. Santiago Delgado firma la primera reseña a La herencia invisible: "un libro que sabe a naturaleza, pero con la almendra de lo humano en su interior". Podéis leerla íntegramente en http://blogs.murcia.es/santdo/2008/05/17/la-herencia-invisible/.

Aprovecho para deciros que el próximo día 30 estaré, junto a Alexis Díaz-Pimienta, ganador del I Premio de Poesía Los Odres, en la Feria del Libro de Madrid presentando nuestros respectivos libros (18:00 horas) y, posteriormente, firmando ejemplares en la caseta de Calambur Editorial (de 19:30 a 21:30). Así que, si os acercáis por allí, no dudéis en pasar a saludarnos.

5 comentarios:

Joseda dijo...

¡Vaya pedazo de reseña, sí señor!

Y por cierto qué bonita la portada del libro... es increíble lo que se puede conseguir solo con las tipografías adecuadas. En fin, que enhorabuena.

Sebastián dijo...

Gracias, Joseda. La verdad es que estoy muy contento con la edición; en Calambur han sido muy cuidadosos hasta en los últimos detalles.

¡Ah!, la parte de herencia que te corresponde ya está de camino.

Un abrazo.

Pedro López Martínez dijo...

Disfruta de la feria y de Madrid, ya que tienes la oportunidad de presentar allí este libro. Y anota, para traer a este blog, todas esas anécdotas que les suceden a los escritores famosos, o eso dicen ellos, cuando firman sus libros (de entrada, seguro que alguien te confunde a ti con algún filósofo mediático...).
Un abrazo!

Sebastián dijo...

Lo haré, Pedro, no te quepa la menor duda. El otro día te llamé, pero no me cogías el teléfono. Como ves, mi herencia se está volviendo cada vez más visible. Otro abrazo para ti, Poeta.

carmen dijo...

Querido Sebastián, te he oído decire que esos poemas y la "almendra" que encierran eran la herencia invisible que dejabas a tus hijos. Yo, y creo que otros muchos, también nos sentimos herederos de tus palabras. Siento una gran gratitud por el legado que recibo de unos cuantos magníficos que me voy encontrando en el camino y que me están haciendo enormemente rica.