martes, 16 de junio de 2009

Mayo del 2009



Según este calendario
del Museo Ramón Gaya,
tuvimos un mes de mayo
curioso donde los haya.

¿Vosotros no habéis notado
nada raro últimamente?
Ese mes, ¿no habrá alterado
todos los meses siguientes?

10 comentarios:

José Manuel dijo...

El 4 tuvo un despiste
y el 5 creyó su vez,
pero el 6 y el 7, ¿viste?
se colaron con doblez.

El 8, sin tanto teatro,
puso fin a la malicia:
dejando pasar al 4
reparó aquella injusticia.

Pedro López Martínez dijo...

Si buscas causa al efecto
la encontrarás a destajo,
pues cuanto ahora es suceso
antes fue principio y cabo.

(Perdonad las asonancias.
Salu-dos copleros).

Blanca Andreu dijo...

Me gusta este calendario:
el cuatro quiere ser jueves.
¿Qué tiene de extraordinario?
Dicen que ese lunes llueve.

El siete le cede el sitio
porque es todo un caballero
oracular, sabio y pitio
y el cinco es un verdulero.

José Manuel dijo...

Pedro, tal vez me equivoque
a la vista del suceso;
lo mismo hubo un alboroque
y no un problema de acceso.

Yo no sé por qué defiendes,
Blanca, al 7 con vehemencia.
¿Caballero dices? ¡Mientes!
Pasó con indiferencia.

carmen dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
carmen dijo...

Como yo, por lo corriente,
no sé en el día que vivo,
me resulta indiferente
que el cuatro transmute en cinco.

Si el treinta y uno consigo
lleva mi nómina presta,
ya fuera lunes jodío,
lo tomaré como fiesta.


(No hace falta que me perdonéis nada)

Sebastián dijo...

Jose, Pedro, Blanca, Carmen:

antes de abrazar la almohada,
gracias por proporcionarme
el placer de revolcarme
de risa en la madrugada.

¡Si lo hiciéseis a diario!

Trocó así nuestra existencia
ese error de calendario
y extrajo de nuestro almario
una dichosa experiencia.

Habéis estado muy finos.

En esta suerte de reto
de troveros repentinos
que juntaron sus destinos,
¡formamos un buen quinteto!

Blanca Andreu dijo...

¿Con indiferencia, dices,
pasó el siete por tu casa?
Aquí llovieron perdices
haciendo tábula rasa.

En cuanto a ti, Sebastián,
maestro de versos del reino
que van por el aire, y van
haciendo un camino eterno:

me alegro de que te rías
con las coplas calendarias.
Cualquier día, por alegrías
nos cantamos unas arias.

Cristina Morano dijo...

Queridos amigos, me alegro de que os toméis a risa mi error en la composición del calendario. A mí no me fue tan bien y me gané una buena bronca. Como además, en la empresa privada vales lo mismo que tu último error, desde entonces no me pasan trabajos importantes, ni casi me hablan.
Ojalá todos entendieran que el mundo no se para por un error.
El resto de aspectos de mi vida va todavía peor.


Cris

Eduardo Saro dijo...

Que suerte has tenido Cristina…
pues al calendario ya nadie mira,
los aduaneros que te encargan
esos regalos de empresa
que a nada aspira.
Pues con su dinero no juega

Amparados por su fe a la Santa Suerte Negra
un día imperdonable su mirada clavan
en esa fecha funesta, que tu en mente llevas…
y se alegran sin fuste pero con rabia
como el que pisa una mierda,
Santa no ha fallado… y en su honor interpretan
perfecta, la afrenta que a ti te mata
pero su sueldo sustenta.

Tranquila, los animales de costumbres ya atrofiados
llamarán rutinarios, otra vez a tu puerta…
"desmemoriados" parásitos de la misma oferta.

Ahora no vas a fallar. Tu preciosa y serena, piensa y
disfruta la ocasión, para llevarte hasta sus tripas
Pues parece que a su Santa las chapuzas enferman.

Delicado detalle sería despedirte cual Princesa
vomitándoles el calendario en sus panzas abiertas.